Habilidades Directivas para Dirección de Equipos

Un equipo en formación contínua…

Steve Jobs y su equipo.

Me gustaría mostrar lo que considero un ejemplo de convocatoria por parte de un lider de equipo ¿ustedes que opinan?

Steve Jobs y su equipo.

De: Steve Jobs
Fecha: June 27, 2007 1:47:55 PM PDT
A: ******
Asunto: Conferencia en la Central Mañana

Equipo,

Este viernes vamos a lanzar el producto más revolucionario y excitante de la historia de Apple. Y teniendo en cuenta los anteriores productos de Apple, eso es mucho.

Quisiera que nos reuniéramos para poder compartir con vosotros mis ideas sobre este asombroso momento para nuestra compañía. Así que por favor, uniros a mi en la conferencia interna que realizaré mañana, jueves, a las 11:00 en la central.

Esta reunión también se retrasmitirá al resto de campus de Apple. Para más información mirad en *******.

Nos vemos allí,

Steve

PAco
Vía www.applesfera.com

Filed under: Comunicación, Liderazgo

Frases para la Reflexión

Compañeiros,

A raíz del post de Paco sobre la conferencia de Santiago Álvarez, creo que puede ser muy interesante incorporar una nueva categoría a nuestro Blog.

Uno de los principios del coaching es llegar a soluciones por medio de la reflexión, esa reflexión necesaria nos la puede provocar una frase y por aquí me gustaría abordar la nueva categoría: “Frases para la Reflexión”.

Podemos empezar con dos (la primera se la adopto a Paco)…

“Si nos olvidamos de las aulas, perdemos nuestro futuro”  (Santiago Álvarez de Mon).

La segunda me recuerda los modulos del curso impatidos por Coloma: aprender, mente abierta, el paracaidas, entrenar.

Si la única herramienta que utilizas es un martillo, pensaras que toda cosa que se te presente se parecerá a un clavo. (Mark Twain)

Esperando vuestras frases.

Alfredo López

Filed under: Frases para la Reflexión

La formación continua: Clave de la Excelencia.

Este fue el título de la conferencia que Santiago Álvarez de Mon dio en el acto de clausura del plan de formación de la CEP. Acto en el que nos volvimos a ver y compartir charla de modo no-virtual la mayoría de nosotros.

La conferencia me parecio buena y el personaje interesante, tanto es así que me informaré sobre sus publicaciones y muy seguro me haga con alguna, ya les contaré.

Lo que quería reseñar es una frase, no se si será textual pero me voy a envalentonar… dijo “si nos olvidamos de las aulas, perderemos nuestro futuro”. Bien, no puedo estar más en sintonía con esta idea, siempre he pensado que la Educación lo es Todo, y la información -que gran paradigma de nuestro tiempo- , y la formación, claro…pero la Educación, con mayúsculas… esa que nuestros gobernantes todavía no la han pensado como la primera cuestión de Estado.

En fin, y a ustedes ¿cúal ha sido la frase o qué les gusto/disgusto de esta conferencia?

PAco

Filed under: Comunicación, Entrega de Diplomas

Más sobre el doctor House y el liderazgo

El doctor House tiene que sumar a sus premios y a su audiencia una larga lista de articulos que lo toman como ejemplo para teorizar sobre liderazgo, coaching, inteligencia emocional y un largo etc de habilidades que debe de tener toda persona para dirigir con acierto un equipo.
Sirva como ejemplo este otro articulo salvado de 5 DIAS donde se habla de House como decisor, de House como planificador, de House como lider.

Tener a House como jefe
Juan Carlos Cubeiro analiza los distintos perfiles ejecutivos que asume el famoso doctor de la serie de televisión de Cuatro. Y, aunque no lo parezca, el nefrólogo sabe trabajar en equipo.

Uno de cada cinco telespectadores disfruta los martes por la noche de los casos del doctor Gregory House, nefrólogo especializado en enfermedades infecciosas, un nuevo Sherlock Holmes del mundo de la medicina. Tom Peters confiesa que monta su agenda de viajes alrededor de los episodios de House (como 60 millones de sus compatriotas, considera que es el mejor programa televisivo). Es evidente que House encanta como médico iconoclasta. Sin embargo, ¿qué nos parece como jefe?, ¿cómo nos sentiríamos si cualquiera de nosotros fuera el neurólogo afroamericano Eric Foreman, la inmunóloga Allison Cameron o el australiano experto en medicina intensiva Robert Chase? Todo directivo debe actuar decididamente en tres campos: planificar, gestionar y motivar. House, como todo ser humano, es un caleidoscopio con múltiples caras y en movimiento, que ofrece distintos perfiles.

House como decisor: es la quintaesencia del método científico. No cae en el síndrome del Mesías (querer salvar el mundo), sino en el complejo de Rubik (resolver el puzle). Le interesan las enfermedades, no los pacientes. En ese sentido, plantea las cuestiones de forma muy inteligente, cuenta con el equipo para la creatividad (utiliza el rotafolios para las tormentas de ideas), odia la burocracia, experimenta, reconoce sus errores, insiste y persevera. Además, admite y utiliza la intuición, el eureka, una vez que dispone de la información necesaria. Como analista y ejecutor, House es fascinante. Por eso tiene éxito en sus diagnósticos y en sus tratamientos.

House como planificador: va a salto de mata. No piensa en el futuro. ¿Qué pueden esperar sus colaboradores? El jefe House no clarifica sus expectativas, hasta le molesta que sus subordinados le pregunten al respecto. La relación con la directora del hospital, la doctora Lisa Cuddy, es de amor-odio. Ella tiene que protegerle de los agentes externos.

House como líder: ¿tiene el doctor House inteligencia emocional? Sí y no. Como gestor de sus propias emociones, nos maravilla. Posee una seguridad en sí mismo a prueba de bombas, hasta el punto de que se atreve a decir la verdad aunque duela, uno de sus puntos más fuertes. Se autocontrola (sufrió un infarto en la pierna derecha, que derivó en necrosis; consume Vicodina) y no pierde la calma. Se marca un objetivo (resolver el caso) hasta la obsesión. Sabe que los pacientes mienten (el cerebro humano posee memoria selectiva). En términos de orientación a resultados, el doctor House merece un sobresaliente. En su relación con los demás, desagrada. No sólo no muestra empatía, sino que es conscientemente antipático, misántropo, cruel. Orientación al cliente-paciente, cero. Presume de egoísmo y sólo su único amigo, el doctor James Wilson, jefe de oncología del hospital, se atreve a llevarle la contraria. Entonces, ¿por qué sus colaboradores no le abandonan? ¿Por qué se comprometen hasta la extenuación? Porque lo que hace House es más poderoso que lo que dice. En un mundo de cinismo exagerado, en el que a muchos jefes se les llena la boca de ‘las personas son lo más importante de la compañía’, mientras las tratan con poco respeto y las otorgan escasas posibilidades de desarrollo, este médico se comporta a la inversa. Su equipo posee diversidad de géneros, de etnias, de especialidades médicas, de formas de ser, y, por tanto, se enriquece con la complementariedad. Les ofrece retos, les anima a pensar y a actuar, les impone los más altos estándares, les provoca orgullo de pertenencia, éxito por lo logrado. Es un jefe brutalmente honesto, íntegro, exigente consigo mismo y con los demás, y por tanto creíble. Aunque no lo parezca, el de House es un gran ejemplo de trabajo en equipo. Ahora bien, su orientación a la tarea no justifica su nula orientación a las personas. El productor David Shore (X-Men, Sospechosos habituales, Superman returns) ha configurado un personaje atractivo, inteligente y decidido, pero atormentado, que sufre una discapacidad (el conde de Romanones, que la arrastraba desde la infancia, decía: ‘Para evitar la envidia, invéntate una cojera’); cascarrabias, solitario, adicto. No precisamente un modelo de paz consigo mismo y con los demás.

¿Hace falta sufrir de esa manera y mostrar tan mala educación para ser genial? Lo dudo mucho. Según los responsables de la serie, en el momento en el que House se haga más humano, el programa dejará de tener éxito. Es probable. Sin embargo, en la vida real puedes encontrarte con grandes decisores, buenos estrategas, que además son muy capaces de ilusionar y de combinar alto rendimiento y satisfacción. Líderes que se han trabajado la escucha atenta, la capacidad de delegar, el interés por otros, la influencia honesta y respetuosa, el equilibrio, sin perder su exigencia, su serenidad y su capacidad de ser asertivo.

House en la televisión me encanta. ¿Como jefe? No, gracias. La vida es muy corta para sufrir con un maleducado que te trata como un objeto de investigación. Particularmente, como líder de equipo prefiero a Santos (el personaje que interpreta Federico D’elia en Los simuladores). Junto con su equipo (Jota, León y Medina) resuelve casos y ayuda a las personas. Es inteligente, cerebral y piensa con fluidez. A diferencia de House, nunca grita; camina, nunca corre; sabe de vinos, de música, de pintura, de caballos; domina varios idiomas. Trata a sus compañeros con tacto y (cuando toca) con distancia. Ése sí es, en la tele, un líder admirable.

¿Qué opinais?

Alfredo López

Filed under: Liderazgo

Buscar el Alma en el Trabajo

Repesco el articulo de El País Semanal que pegué como comentario donde se habla del   spiritual management,  surgida a su vez del concepto de inteligencia espiritual que completa el círculo uniéndose a la emocional y a la racional, estas dos últimas tratadas en varias ocasiones a lo largo del curso.

Podemos leerla en… www.elpais.com/articulo/paginas/Buscar/alma/trabajo/elpepusoceps/20070610elpepspag_4/Tes

Un saludo

Alfredo López

Filed under: Liderazgo

ENTREGA DE DIPLOMAS

Hola, amigos,

Ayer he recibido carta de la CEP “Invitándome” al “Acto de Clausura…”.

El 19 de junio a las 18:30… He visto que se trata del acto de clausura general… y yo que pensé que nos iban a citar sólo a los DIRECTIVOS HABILIDOSOS… y parece un acto bastante coñazo. En cualquier caso, creo que iré. ¿vosotros? ¿Tomaremos una cañita después, para celebrar el reencuentro?

Abrazos,

Alfredo Alcalá

Filed under: Entrega de Diplomas

LA RISA Y EL CIRCUITO ABIERTO

Aunque las emociones se propaguen como virus, no todas lo hacen a la misma velocidad. Una investigación realizada en la School of Management de la Universidad de Yale descubrió que la alegría y la cordialidad de los integrantes de un grupo de trabajo se transmiten más rápidamente que la irritabilidad y que la depresión, las cuales, por su parte, apenas si se contagian. Esta mayor velocidad de transmisión de los estados de ánimo positivos tiene implicaciones muy directas para el funcionamiento del mundo empresarial porque, según el mencionado estudio, el estado de ánimo es el que acaba determinando la eficacia laboral y, en este sentido, el optimismo alienta la cooperación, la imparcialidad y el rendimiento.

La risa, en particular, ilustra perfectamente la importancia del circuito abierto y, en consecuencia, la naturaleza contagiosa de toda emoción. Cuando oímos reír a alguien, todos sonreímos o reímos automáticamente, poniendo así en marcha una reacción en cadena que se propaga de manera espontánea a través de todo el grupo. La rapidez de esta difusión se asienta en la naturaleza abierta de los circuitos cerebrales implicados que, a su vez, se hallan especialmente diseñados para detectar la risa y la sonrisa, despertar nuestra sonrisa y provocar, de ese modo, una especie de secuestro emocional positivo.

La risa y la sonrisa son las más contagiosas de todas las señales emocionales y tienen un poder contagioso casi irresistible. Tal vez ello se deba al beneficioso papel que han desempeñado en el proceso evolutivo ya que, según especulan los científicos, se trata de una modalidad no verbal de establecimiento de alianzas que transmite un mensaje de distensión y amistad desprovisto de toda hostilidad.
La risa transmite un mensaje inequívoco de cordialidad. A diferencia de otras señales emocionales –como la sonrisa, por ejemplo, que puede ser fingida-, la risa se asienta en complejos circuitos neuronales fundamentalmente involuntarios que, en consecuencia, resultan más difíciles de simular. Tal vez, pues, nuestro radar emocional pueda tener dificultades para discernir una sonrisa fingida, pero no tiene problema alguno en detectar de inmediato la falsedad de una risa. Bien se puede decir, desde una perspectiva neurológica, que la risa es la distancia más corta existente entre dos personas, porque sintoniza de inmediato sus sistemas límbicos. Como ha señalado cierto investigador, esta reacción involuntaria constituye “la comunicación más directa posible entre las personas –una comunicación de cerebro a cerebro en la que el intelecto se limita a ser un mero espectador- y establece lo que podríamos denominar un “vínculo límbico”. No debe sorprendernos, pues, que las personas que más confían en los demás sean las que se rían con más facilidad y frecuencia, mientras que, por su parte, quienes desconfían o se encuentran a disgusto, ríen muy poco… si es que lo hacen. La risa es el termómetro más fiel de la temperatura emocional de un grupo de trabajo y proporciona una medida inequívoca del grado de conexión existente entre los corazones y las mentes de los implicados. Pero tenemos que señalar, en este sentido, que la risa no tiene nada que ver con los chistes.

Según una investigación realizada sobre unos mil doscientos episodios de esta índole, la risa fue casi siempre la respuesta amistosa a un comentario normal y corriente que no tenía gran relación con las frases ingeniosas. Y es que la risa transmite un mensaje tranquilizador que garantiza que los implicados se hallan en la misma longitud de onda y se llevan bien. La risa, en suma, es un signo de confianza, distensión y una visión similar de las cosas y, cuando salpica una conversación, garantiza que, por el momento, todo está bien.

Filed under: Comunicación

Sergio Marchionne, lideres y meritocrácia

Permitídme que de la turra con algo del sector de la automoción, mi bien querida-odiada automoción… ahí va.

Leo en un artículo de mediados de mayo en Expansión que la salvación de Fiat no tiene nada de milagroso: representa tan sólo el ejemplo de una transformación genuina de la empresa basada en algunos pilares como el premio al mérito (meritocracia), de reconocimiento de ciertos privilegios a quienes demuestran alcanzar los objetivos fijados, una estructura flexible que cuente con líderes jóvenes, y el control de los resultados.

Sergio Marchionne, consejero delegado de Flat, resumió así los ingredientes de la fórmula con la que en tres años ha sacado a flote la mayor empresa italiana “de uno de los periodos más oscuros de su historia”, afírmó en su intervención en el Forum Economía y Sociedad abierta, organizado en Milán por la Universidad Bocconi y el diario Il Corriere Della Sera.

En el despacho de este directivo de moda entre los jóvenes italianos -cual estrella de futbol- cuelga un gran cuadro negro con la palabra “Competencia”. Para saber el sentido de esto que cuento os recomiendo el artículo.
PAco

Filed under: Liderazgo

FORMACIÓN COMO COACH

Amigos todos,

Este fin de semana, en un “Extra Formación” que acompañaba a EL PAIS del domingo, había un interesante artículo titulado “Entrenadores para humanizar a los directivos”.

Lo he buscado en la web de EL PAIS para poner un link o transcribirlo y no aparece (o no he sabido buscarlo), de modo que iré transcribiéndolo a mano en este mismo ¿apartado? ¿artículo? en fin… a continuación.

Por cierto: un poco de animación, que parece que se os ha olvidado todo… y ya sabéis que esto requiere ENTRENAR, ENTRENAR, ENTRENAR…

Un saludo,

Alfredo Alcalá

Filed under: Coaching

Nube de etiquetas

anuncio canal + Video

Posts

Páginas

junio 2007
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Calendario

junio 2007
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Estadísticas

  • 1.026.357 hits